Aerosmith - Permanent Vacation

Enviado por El Marqués el Lun, 04/10/2010 - 02:30
833

1. Heart's Done Time 4:42
2. Magic Touch 4:40
3. Rag Doll 4:21
4. Simoriah 3:21
5. Dude (Looks Like a Lady) 4:23
6. St. John 4:12
7. Hangman Jury 5:33
8. Girl Keeps Comin' Apart 4:12
9. Angel 5:10
10. Permanent Vacation 4:52
11. I'm Down 2:20
12. The Movie 4:00

Domingo por la noche. Fuera está lloviendo y hace frío. El otoño ha entrado con fuerza y mi equipo ha perdido. Pero no voy a deprimirme, porque hoy he rescatado el “Permanent Vacation”, el mejor sedante que existe.

Hoy he vuelto a disfrutar con Aerosmith, con su obra maestra de los ochenta. Supongo que en el rincón más remoto del Planeta Tierra existen aborígenes que han tarareado “Love in a Elevator”, o que los trajeados directivos de las multinacionales que hoy mueven el mundo soñaron alguna vez con la chica de sus sueños cuando sólo eran pardillos con acné mientras escuchaban “Amazing” o “Crying” hace diecisiete años.

Pero nada de esto hubiera ocurrido si en 1987 Steven Tyler no hubiera cantado “Angel”, si los Aero al completo no hubieran recuperado la confianza de público y crítica con maravillosas canciones rockeras como “Dude (Looks Like a Lady)” o “Rag Doll”.

Cuando la banda de Boston reunió su line-up original y editó en 1985 aquel “Done with Mirrors”, parecía que Aerosmith iba a quedar como un grupo nostálgico que cumpliría con dignidad sus compromisos discográficos y seguiría alegrando a sus fans de siempre con la simple repetición de esquemas, tirando de su etapa de gloria en los setenta.

A mediados de los ochenta parecían viejos, tras haber tocado el cielo con sus clásicos “Draw the Line”, “Toys in the attic”, “Rocks” y compañía, haber perdido a sus dos guitarristas Joe Perry y Brad Whitford en los tiempos del “Rock in a hard place”, y conseguir reconciliarse para partir prácticamente de cero.

Las drogas dieron paso al gimnasio, Tyler y Perry recuperaron la química, y el quinteto que una década atrás había llenado estadios por toda América gracias a canciones soberbias como “Back in the saddle”, “Sweet Emotion” y “Dream On”, adelantó por la derecha a todas las jóvenes bandas que arrasaban en 1987 y publicó uno de los mejores trabajos de la década de los peinados mullet y las hombreras.

Echemos un vistazo a las novedades de aquel año 87. Alice Cooper giraba por el mundo presentando “Raise your Fist and Yell”, The Cult se consolidaban como una de las grandes bandas de rock moderno con el acedeciano “Electric”, Def Leppard volvían con “Hysteria”, David Coverdale renovaba a sus Whitesnake y vendía más copias del “1987” que de todas sus grabaciones anteriores juntas…

Y no, no me olvido de Guns ´n´ Roses. Desde Lafayette (Indiana), un rockero llamado William Bayley lideraba una conjunción estelar de personalidades que entregaban a la humanidad la última gran obra del rock más megalómano: “Appetite for Destruction”.

A todo esto, los colosos del metal no aflojaban, el thrash de la Costa Oeste experimentaba su mayor explosión creativa, y el rock alternativo estaba a la vuelta de la esquina. Jane´s Addiction y los Red Hot Chili Pepper estaban a un paso de la cumbre. Vamos, como que la competencia no era floja.

Pero Aerosmith se juntaron con tres raperos que actuaban bajo el nombre de Run DMC, revisitaron su canción “Walk this Way”, y enseñaron a todos los demás el significado de la palabra Innovación. Esa fusión, piedra de toque para muchas tendencias que vendrían después, renovó la confianza de la industria discográfica en Aerosmith, quienes llenos de energía se encerraron en el estudio y editaron “Permanent Vacation”.

Los posteriores y multimillonarios “Pump” y “Get a Grip” colocaron al grupo en lo más alto, temazos como “Janie´s got a gun”, “Fever”, o la interminable sucesión de baladas –“Crazy”, “Hole in my Soul”, “What it Takes”, “I don´t want to miss a thing”, y dos mil millones más cortadas por el mismo patrón- fueron coreadas incluso en Marte, y a día de hoy este grupo se puede permitir hacer lo que les de la real gana. Desde trabajos azucarados y ramplones como “Just Push Play” a divertimentos blues como “Honkin´on Hobo”. Desde saltar a escena impartiendo lecciones de savoir faire hasta escandalizar a sus fans con disputas públicas e intentos patéticos de prescindir del insustituible Steven Tyler, pero son lo que son gracias a “Permanent Vacation”.

“Permanent Vacation”, el Lp con la portada de los tonos rojizos y negros tras el elegante logo amarillo de las alas, el trabajo que se abre con aquel cañonazo llamado “Heart´s done Time”, que contiene momentos de verdadero caviar musical –las melodías y el estribillo de la maravillosa “Magic Touch”, el ritmo vacilón de la mentada “Rag Doll”, las guitarras llenas de feeling rockero de “Simoriah”, el rhythm&blues de “St. John”, los aromas pantanosos de “Hangman Jury”, la orgia de instrumentos de viento de “Girl keeps coming apart”-, un verdadero y variado manjar de sonidos, talento y autoconfianza sin límite, que culmina en la también citada “Angel”, fácilmente la mejor balada de los ochenta, y el sarcástico single dedicado a Vince Neil, el “Dude (Looks Like a Lady)”, ese “¡Tio, parece una dama!”. Y por lo que sabemos, no había mucha peña capaz de soltarle una así en la cara al desquiciado cantante de Mötley Crüe.

Ya digo que en mi opinión Aero se hubieran hundido si tras el discreto “Done with Mirrors” no hubieran pegado el pelotazo que pegaron, y que si en la década siguiente millones de críos se enamoraron al son de las melodías pastelonas de “Hole in my Soul” y “Amazing” y pudimos disfrutar de los vídeos con Liv Tyler y Alicia Silverstone fue gracias a esta maravilla que son las Vacaciones Permanentes. La mejor terapia antidepresiva que un galeno podría recetar.

Ahí van un par de enlaces, el “Magic Touch” y “Hangman Jury”, son sólo las canciones sin imágenes, pero es que ni puñetera falta que hacen:

http://www.youtube.com/watch?v=JyPW1Ht4MAQ

http://www.youtube.com/watch?v=Td7niyNXKj4

Steven Tyler: Voz, Piano, Armónica
Joe Perry: Guitarras, Coros
Brad Whitford: Guitarras
Tom Hamilton: Bajo
Joey Kramer: Batería

Sello
Geffen