AC/DC - '74 Jailbreak

Enviado por Astbury el Vie, 25/09/2009 - 03:08
12

Editado en 1984 (entre Flick of the Switch y Fly on the Wall), este magnifico EP significó la oportunidad para los fans de ACDC de volver a escuchar la entrañable voz de Bon Scott, trágicamente fallecido 4 años antes.

'74 Jailbreak se encuentra conformado por cinco canciones que si bien no son inéditas (en el sentido más estricto de la palabra), tranquilamente podrían recibir tal rótulo, pues previo a este disco solo se encontraban disponibles en las versiones australianas de High Voltage y Dirty Deeds Done Dirt Cheap (dos reliquias casi imposibles de conseguir, al menos por quien suscribe).

Jailbreak inicia el nostálgico viaje en el tiempo que propone el EP, el cual nos devuelve a los ACDC más rock´n´rolleros, primitivos e inspirados que brillaron en la década del 70. El tema comienza con un riff pletórico, ideal para acompañar con un suave headbanging, movimiento que sin darse uno cuenta se expande por cuanto nervio y músculo haya en nuestro organismo. Se trata no solo del mejor tema del EP, si no también de una de las mejores canciones en la historia de la banda.

Vocalmente la canción permite recordar porque Bon Scott fue uno de los cantantes más carismáticos y personales que ha dado el Rock (en cualquiera de sus vertientes y subgéneros). El disco está repleto de majestuosas interpretaciones donde Bon más que cantar, apela a su inconfundible estilo callejero y borrachín para recitar las letras, que como de costumbre versan o bien sobre su principal debilidad, las mujeres, o en su defecto tratan sobre su religión: el Rock ´N´ Roll. Jailbreak cuenta la historia de un amigo que fue condenado a 16 años de prisión luego de asesinar al amante de su mujer (en pleno acto de traición), pero lejos de resignarse a las miserias que le esperaban tras las rejas, la libertad se convirtió en su principal objetivo y la fuga (jailbreak) en el medio para alcanzarla ¿El desenlace? Ambiguo, pues finalmente consiguió fugarse, pero con una bala en la espalda...

You Ain't Got a Hold on Me apuesta más al feeling que a la potencia. Su gracia y encanto radican en la sugestión que tan bien manejaban los ACDC de Bon Scott, con un riff pausado y una melodía solista de Angus que recrean un clima muy vacilón, que recuerda a clásicos del estirpe de Ain't No Fun (Waiting Round To Be A Millionaire) o Love at First Feel.
Las historias que narra Bon Scott suelen ser simples pero a la vez muy interesantes, pues abordan temáticas mundanas, cotidianas, realistas, que cualquiera de nosotros puede haber experimentado en su vida. Tal es el caso de esta canción, que más allá de su letra específica, creo que lo que trata de dejar bien en claro es que estamos en presencia de un tío que ama la libertad, y que por ende nadie debe ni puede aferrarse a él (más allá de una noche de lujuria), dejando bien en claro la gran diferencia que existe entre una relación sentimental y una relación sexual, situaciones bien distintas pero que llevadas a la práctica suelen prestarse a la confusión.

Show Business recupera las influencias más elementales del grupo, fuertemente ligadas al blues y rock & roll de los años 50 y 60, pero dotada de la intensidad característica e innata de los hermanos Young, intensidad aprovechada a la perfección por Bon Scott, quien despotrica a gusto y piacere contra la industria musical y su costado más lucrativo e injusto, el Show Business, más específicamente contra aquellos que explotan y regentean este negocio, llenándose los bolsillos de pasta mientras los verdaderos hacedores del show (los músicos) no tienen donde caerse muertos.

Soul Stripper seduce a base de una melodía muy groovie, construida sobre un ritmo de bajo y batería tan simple como efectivo, que se convierten aunque más no sea por unos breves minutos en los principales protagonistas del disco, algo difícil de conseguir considerando el enorme carisma que relucen los restantes integrantes de la banda. La letra de la canción se encuentra completamente alineada con lo que insinúa su música, relatando una historia muy sexual, con un toque perverso u oscuro que no termino de asimilar.

Baby, Please Don't Go es la muestra más explicita de las influencias citadas en Show Business. El tema es una electrizante versión del clásico de Big Joe Williams, uno de esos blues de antaño versionados hasta el hartazgo, pero pocas veces tan bien interpretado y homenajeado como aquí, con unos arreglos de guitarra que le agregan un personal toque de distinción respecto de las demás versiones existentes.

'74 Jailbreak es un disco que todo fan de ACDC debe exhibir en sus estanterías, principalmente porque recupera cinco canciones correspondientes a su época más pura (1974-1976), 24 minutos de ACDC en pleno estado de gracia, cuando su única motivación pasaba por ofrecer un rock´n´roll provocador y de alto voltaje.

9 Astburys

Bon Scott - Cantante
Angus Young - Guitarra
Malcolm Young - Guitarra
Mark Evans - Bajo (Track 1)
George Young - Bajo (Tracks 2 a 5)
Phil Rudd - Batería (Track 1)
Tony Currenti - Batería(Tracks 2 a 5)

Sello
ATCO