A Forest Of Stars - Grave Mounds & Grave Mistakes

Enviado por MetalPriest el Dom, 07/10/2018 - 02:47
3050

1. Persistence Is All
2. Precipice Pirouette
3. Tombward Bound
4. Premature Invocation
5. Children of the Night Soil
6. Taken by the Sea
7. Scripturally Transmitted Disease
8. Decomposing Deity Dance Hall

Tras el leve (minúsculo) traspiés de Beware The Sword You Cannot See (2015), por el simple hecho de “enslavizar” demasiado su sonido, A Forest Of Stars nos brindan en el ocaso de este año 2018 su nueva placa: Grave Mounds & Grave Mistakes, tratando (y consiguiendo) de regresar por el buen camino; el camino del Gentlemen's Club de 1887.

Como de costumbre, estos británicos de frac, monóculo, camafeo y chistera, nos vienen a ofrecer un black metal excepcionalmente bello; cargado de psicodelia, progressive y cierto airecillo a folk elegantón. Una especie de black decimonónico con aroma a opio, alquimia, ocultismo, locura y muy buen porte. Llevo ya alguna crítica intentando definir la demencia sonora que desatan estos caballeros, y creo que sencillamente, aunque la pluma pueda más que la espada, no puede ser tan explícita como el hecho de pincharse un tema y descubrir a Forest Of Stars uno mismo. Si preguntáis por mi experiencia personal (para poneros a tono los profanos), os diré que en mi opinión esta gente son de lo mejor que salió del black metal en el siglo XXI (o XIX, según ellos). En serio, en el top 10 sin dudarlo los más mínimo, y ojo que en el top 5 igual también. Escucharse A Forest Of Stars es una de esas experiencias etéreas y trascendentales, de las que difuminan los sentidos y adormecen la consciencia para dibujar en nuestra materia gris muchos emplazamientos y personajes de época. Es… algo único, evocador, emotivo… joder, si se me tiene puesto la piel de gallina con ellos, y... suspiros de emoción también han caído más de una vez.

No podemos olvidar, que A Forest Of Stars son siete musicazos tremendos que se reparten de manera juiciosa los instrumentos y saben trabajar en equipo. Las guitarras, que tanto les da sonar épicas como progresivas… la percusión, que igual: suena arrolladora o esotérica. Pianos, violín y flauta evocadores… y la voz de Mister Curse. LA VOZ ¡Qué personaje! ¿Se puede sonar más teatral en el black metal? ¿De verdad es posible? Pareciera que por momentos se encontrara en un escenario de vodevil recitando a Shakespeare sumido en el más fantasmagórico sopor. Tremenda performance. Nunca le perdáis el rastro en las partes donde cante, es capaz de eclipsar pasajes musicales que emocionarían a los mismísimos Pink Floyd.

Pero vaya… que me emociono. Siempre lo hago hablando de esta gente. Y es que el Beware The Sword You Cannot See me dejó algo monoso de locura por su exceso de “auto-control” en aquel artefacto. Pasa que aquí, en el Grave Mounds & Grave Mistakes tenemos a los A Forest Of Stars más auténticos, inspirados y desatados. Lo mismo te hacen relajarte y fundirte en uno con tu lecho, como te aceleran el pulso hasta la taquicardia. Estos tipos no ofrecen placebos, no traen música de cartón-piedra… lo que sacan es droga de la buena, de la que te sume en un torbellino de emociones y visiones psicotrópicas oníricas para dejarse (tras el chute), con un monazo preocupante… si te mola el black metal, claro. Porque esto es, sobre todas las cosas, Black Metal. Por muy experimental y original que sea. Y si no te va, mejor dar media vuelta… y lo mismo si eres un trve kvlt warrior que tolera solo lo old-school y ortodoxo.

Pero mirad: metiéndome más concretamente en el contenido de Grave Mounds & Grave Mistakes, tengo que decir que cuando arranqué el álbum con la dupla intro-tema Persistence Is All / Precipice Pirouette sencillamente aluciné. Recuerdo que estaba haciendo cosas por casa, con la atención puesta en el disco y simplemente… quedé con la boca abierta. Sentí… buff, no se ni lo que sentí… ¿gratitud quizás? No se. Honestamente pensé: “Esto es lo que tenía que ser, gracias tíos”. Unos se alegran, gritan y tiran bombas porque los de su equipo marcan gol, y yo, me emociono escuchando música apoteósica. Como la de los oriundos de Leeds, que... joder: volvieron a conseguirlo. Temazo implacable, épico y a la vez delicado. Lo mismo sentí al llegar a la progresiva y desquiciada Tombward Bound, la cual es uno de los momentos más grandes de la carrera de Mister Curse, posiblemente el mayor. Pedazo forma de narrar... de interpretar: Esa manera de transitar entre lo quebrantado, furibundo y evocador según qué estrofa recita… es impagable. Deseando estoy de tener el libreto y poder traducir las letras para así poder disfrutar todavía más si cabe de este álbum.

De todas formas, no voy a meterme a desglosar todo el álbum, que sino seguro que aburro a las moscas, solo comentar que todo el álbum es de similar calidad a estos primeros veinte minutos que comenté. Creo que en esta ocasión AFOS nos supieron mezclar idóneamente su bohemia psicodelia con un black metal especialmente crudo y emotivo. Y buenos ejemplos serían Scripturally Transmitted Disease o Premature Invocation (por ejemplo). La única canción que me trae ciertas reservas, es la (posiblemente) compuesta por Katheryne, Queen of the Ghosts, que es Taken By The Sea. Y me cuesta creerlo, porque siempre admiré los violines de esta mujer y su angelical voz. Lo que pasa con esta Taken By The Sea, es que es demasiado light comparada con el resto del álbum, y para más inri, las letras no tienen la calidad lírica a la que AFOS nos tienen acostumbrados. Pega más en un álbum de Myrkur o Sólstafir que en uno de esta gente, pero vaya, que está bien la “balada”, aunque no acabe de encajar al 100% aquí (tampoco es que quede en el álbum como a un Cristo dos pistolas ¿me entienden?). El caso es que al menos, sabe aportar una placidez muy agradable que nos relaja de tantas pulsaciones, tralla y esquizofrenia para así, prepararnos para los dos últimos cortes: que son otros veinte minutos de puro A Forest Of Stars.

Como pretendo dejar una crítica amena, lo voy a dejar aquí, pero… creo que no hace falta aclarar mucho más lo que opino sobre este disco ¿verdad? Es todo un logro de los británicos del Gentlemen's Club. Y ya puestos a decir flipadas (reales, pero flipadas al fin y al cabo), es un honor conocer la obra de estos músicos. Ojalá los llegue a ver en directo alguna vez, porque creo que sería todo un shok, tanto a nivel mental como emocional.

Para mí, A Forest Of Stars acaban de afianzarse como grandes colosos del black metal contemporáneo. Lo tienen todo: una música inhumana, un repertorio tremendo, un sello e identidad propia únicos… sólo les faltan los fans. Aunque tampoco creo que piensen vivir de la música por otro lado. Pero bien podrían… bien podrían… o deberían poder. En todo caso: grandes musicalmente, que es lo que importa ¿no? Cinco cuernos. Un 9,5.

Mr. T.S. Kettleburner: bajo, voz y guitarras.
The Gentleman: batería, teclados, percusión y pianoforte.
Mister Curse: voz.
Katheryne, Queen of the Ghosts: voz, violín y flauta.
Mr. John "The Resurrectionist" Bishop: batería y percusión.
Mr. Titus Lungbutter: bajo.
Mr William Wight-Barrow: guitarras.

Sello
Prophecy Productions