Visita y participa en nuestra nueva web de reseñas de cine, música y literatura

Lady in black (Uriah Heep)

Presentación

Hace algunos años participé en varios encuentros de poesía, y a manera de regalo sorpresa para quien hoy es mi esposa, a quien al inicio de nuestra relación le dediqué la canción original (pista 4 del discazo Salisbury de 1971), en una ocasión recité la letra recién traducida de tan sublime pieza.

Letra original

Lady in black

She came to me one morning
One lonely Sunday morning
Her long hair flowing
In the midwinter wind

I know not how she found me
For in darkness I was walking
And destruction lay around me
From a fight I could not win

She asked me name my foe then
I said 'the need within some men
To fight and kill their brothers
Without thought of love or God'

And I begged her give me horses
To trample down my enemies
So eager was my passion
To devour this waste of life

But she would not think of battle that
Reduces men to animals
So easy to begin
And yet impossible to end

For she, the mother of all men
Did counsel me so wisely then
I feared to walk alone again
And asked if she would stay

Oh lady, lend your hand, I cried
And let me rest here at your side
Have faith and trust in me she said
And filled my heart with light

There is no strength in numbers
Have no such misconception
But when you need me
Be assured, I won't be far away

Thus having spoke she turned away
And though I found no words to say
I stood and watched until I saw
Her black coat disappear

My labour is no easier
But now I know I'm not alone
I find new heart each time
I think upon that windy day

And if one day she comes to you
Drink deeply from her words so wise
Take courage from her as your prize
And say hello from me

Letra traducida

Dama de negro

Se presentó ante mí una mañana
Una solitaria mañana de domingo
Su largo cabello volando
En la brisa de invierno
Ignoro cómo me encontró
Pues caminaba yo en tinieblas
Y en torno a mí yacía destrucción
Por una batalla que no podía ganar

Me preguntó quién era mi adversario
Respondí: "el afán de algunos hombres
Por batirse y matar a sus hermanos
Sin piedad ni religión"

Y le rogué darme corceles
Para aplastar a mis enemigos
Era tan ferviente mi pasión
Por agotar esta vida malgastada

Mas ella repudiaba el combate
Que volvía a los hombres animales
Tan fácil de comenzar
Y luego imposible detener

Pues ella, madre de todos los hombres
Me brindó tan sabio consejo entonces
Que temí andar solo de nuevo
Y pedí que se quedara

“Oh dama, tiende tu mano”, exclamé
“Y déjame reposar aquí a tu lado”
"Ten fe y confianza en mí", repuso ella
Y llenó mi corazón de luz

"Los números no albergan ningún poder
No seas engañado por esa superstición
Pero cuando me necesites
Cuenta con que no estaré muy lejos."

Hablando así se giró
Y como no hallé palabras para contestar
Me quedé ahí parado, mirando
Hasta que su capa negra se desvaneció

Mi empeño tampoco es más sencillo
Pero ahora sé que no estoy solo
Siento nueva esperanza siempre
Que recuerdo aquel día tempestuoso

Y si alguna vez ella se les aparece
Beban profundamente de sus palabras tan sabias
Cobren valentía de ella como su regalo
Y salúdenla en mi nombre